NOTICIAS

Zaraobe News

6/21/2019
ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL CLUB: OSKAR ESTRELLA

En esta nueva sección de la web, hemos querido estrenar el apartado de “Entrevistas a Personajes Ilustres de este nuestro Club” con el no menos ilustre presidente, cuyo nombre aparece ya en el título y no voy a ponerlo dos veces. Nos hemos reunido en la habitual Taberna Frontón, con un cenicero y un par de cervezas para preguntarle por su trayectoria en el baloncesto y el presente y futuro del club.

 

Entrevistador: Buenos días, Oskar.

Oskar: Llámame Presidente, me gusta más y es lo que soy. Presidente.

E: Está bien, Presidente. Quería...

O: O Presidente Oskar, Presidente Estrella, Señor Presidente...

E: Sí, vale. Como deseé usted. El caso es que quería preguntarle por el club. ¿Cómo ve la actual situación del Zaraobe?

O: No has dicho “Señor Presidente”.

E: … ¿Cómo ve la actual situación del Zaraobe, Señor Presidente?

O: Pues siendo sincero, creo que desde que nos otorgaron el Guk de Oro hemos crecido de una manera exponencial. Y digo exponencial sin tener ni puñetera idea de lo que significa eso porque yo de matemáticas no sé. Pero lo importante es que el Zaraobe está en buena forma, con más jugadores que nunca y miembros de la propia República dispuestos a echar una mano entrenando o arbitrando equipos en los partidos.

E: Perdone, ¿acaba de llamar “República” al club?

O: Sí y te diré por qué. Yo no concibo esto solo como un “club”. Club lo puedes llamar a cualquier cosa... En Vitoria tienes un montón de ellos que lo único que les interesa es subvencionarse a costa de tocarse las narices durante todo el año; aquí en Amurrio tienes a los del Trail que se hacen llamar “club” cuando lo único que hacen es tirar a correr por el monte como las cabras y encima les tienes que aguantar en las redes sociales a todas horas. Son los veganos del deporte en Amurrio. No, yo esto no lo concibo como eso, yo nos denomino como la República Deportiva Socialista del Zaraobe, en el cual los jugadores disponen de plenos derechos deportivos bajo una tutela y/o mandato de los entrenadores, los cuales ceden sus bienes y horarios por el bien de l@s niñ@s y la supervisión dictatorial o autoritaria de sus padres es limitada por nuestra directiva con puño de hierro. Además, como buena república socialista, yo soy mandatario absoluto y como a alguno de esos trotskis... payasos se le ocurra tan siquiera querer quitarme el puesto lo mando al Sugarrak de un guantazo a picar piedra.

E: Ya veo, ya. Pero, ¿por qué socialista, Señor Presidente?

O: Me apellido Estrella. No puedo darte más pistas.

E: Vale. ¿Qué me dice del futuro del clu... de la República, Señor Presidente? ¿Tenemos en Amurrio oferta segura de baloncesto de cara a los próximos años?

O: Por supuesto. Tal y como estamos la gente del pueblo puede estar segura de que en Amurrio van a tener baloncesto para los próximos 50 años como mínimo.

E: Hombre, una estimación un tanto exagerada. ¿No cree, Señor Presidente?

O: Para nada. De seguir así convertiremos el baloncesto en deporte absoluto de este pueblo y todos y cada uno de los habitantes de la comarca va a saber jugar al baloncesto como que me llamo Oskar Estrella. No habrá un solo niño o niña sin balón, ni una sola casa sin canasta. Hasta en los portales. Es más, habrá canastas puestas por todo el pueblo, instituciones públicas y demás, y las familias que no tengan recursos para tener ninguna de esas dos cosas, la Repúbica Deportiva Socialista del Zaraobe le otorgará una. “Una persona, una canasta” será nuestro lema y lo llevaremos a rajatabla. Porque pensar en limitarnos solamente a las canchas es pensar en pequeño.

E: Cualquiera diría que están pensando en saltar a la política, Señor Presidente.

O: Para nada, solo cumplo con mi deber de Mandatario Absoluto de la República Deportiva Socialista del Zaraobe.

E: Bueno, cambiando de tema que sino me lo censuran en Internet... ¿Qué diferencia ve de cuando jugaba usted a como se juega ahora? ¿Hay algo que eche de menos especialmente? ¿Qué cambiaría?

O: Sin lugar a dudas, la mayor diferencia que veo es la de que antes éramos más duros. Cuando nos lesionábamos- un esguince, una costilla fracturada, un tendón roto, una patada en la sien...-, no nos pasábamos los dos meses que faltaban para acabar la temporada en una silla de ruedas o con una escayola que nos cubría hasta la nuez. Antes aguantabas los golpes porque sino no había Dios que acabase los partidos. Teníamos carácter, mala leche las 24 horas. ¿Ahora? Sí, puedes encontrar a alguien así en un equipo de 15 personas, pero serán dos o tres, o cinco como mucho. Los jugadores de hoy no sabrán lo que es que te hundan la rodilla en el pecho cuando hagan una entrada a canasta, o plantar a un contrario en el suelo con la palma de la mano abierta durante un salto al poner un tapón, o rociar el coche del propio compañero de gasolina y prenderle fuego en una cena de equipo porque éste había fallado algún tiro libre y queríamos “castigarle y echarnos unas risas antes de ir a Llodio”. Todo eso se va a perder y es una pena, porque es el baloncesto con el que me he criado yo. Ahora todos quieren ser como la NBA: ricos, famosos, talentosos y negros. Falta el carácter. Además, nosotros éramos más altos. Los Infantiles se tienen que poner de puntillas para atarme los cordones de los zapatos.

E: Sí, em. Bueno, vamos a ir acabando ya. ¿Hay algo más que quiera añadir para finalizar la entrevista, Señor Presidente?

O: No mucho. Tan solo decir que larga vida a la República Deportiva Socialista del Zaraobe y que espero que todos los lectores de la web disfruten de esta entrevista tanto como la he disfrutado yo haciéndola. Y si no la disfrutan pues que les...

E: Ha sido un placer, Señor Presidente. Muchas gracias por su tiempo.

O: A ti por invitarme a la cerveza.